Mi cuerpo es mío

¿De verdad es tan difícil de entender?


Yo disfruto mucho saliendo sola, les llamo “mis citas conmigo misma”, me gusta salir a caminar, a comer, a cine, a la playa y por supuesto a bailar. Hago esto desde que empecé a vivir sola cuando estaba en la universidad, es mi manera de relajarme y disfrutar de un momento a solas, donde puedo tomar decisiones de acuerdo con cómo me siento ante cada situación y hacer lo que me sale de los ovarios sin consultarlo con nadie. En esas citas conmigo misma, me sucede siempre algo que me molesta profundamente, especialmente cuando estoy bailando. Generalmente, cuando estoy disfrutando más de la música, me siento feliz y relajada, aparece el personaje de turno, por detrás, me abraza por la espalda y me habla al oído ¡uffff! Yo le respondo preguntándole “¿Ves algún letrero que dice tócame?, ¿Verdad que no?, ¿Entonces por qué me tocas?”.


SI tienes dudas al respecto, lee el enlace